Buscar
  • A201 Taller de Arquitectura

Las Lecciones Escondidas del Barroco


Pierre Chareau Maison de Verre Paris, 1927-1931 Robert Adam Music Room, Home House London, 1775-1777 Las lecciones del estilo renacentista y barroco en la arquitectura moderna se invocan por contraste. Por más que el estilo moderno intente separarse de los excesos de ornamento, contradictoria y subliminalmente, los incluye. Escondidas están dichas lecciones por medio de la tecnología constructiva y el pensamiento futurista. Esta relación arquitectónica se puede evidenciar en dos interiores de épocas distintas: el Music Room en la Home House de Robert Adams de 1775 y el Salón de Dibujo de la Maison de Verre de Pierre Chareu de 1931.

El contraste entre luz y oscuridad del barroco está presente en ambos espacios. Grandes entra- das de luz, en habitaciones de altura significativa, demarcan los limites visibles del espacio. En el salón de Chareau no se alcanza a ver debajo del mezzanine que rodea el salón. Por otro lado, Adams oculta lo que hay entre los muros portantes de las ventanas. Sin embargo, aunque la idea de contraste está presente, la luz se maneja distinto. En el caso de Chareau, es el muro en ladrillo de vidrio que filtra la luz, haciéndola diáfana e indirecta. La luz refractada en el vitral evoca una sensación más serena, parecida a la de un templo. Por el contrario, Adams apuesta a la entrada de luz directa por las ventanas en el Music Room. El sol entrando sin filtro, marca sombras mas fuertes y definidas. La sombra hace parte fundamental del recorrido visual para entender la volumetría y texturas en el espacio.

En ambos interiores está presente la idea barroca del interior idílico por medio de la modificación o representación de los elementos naturales. Además de la luz, el aire y la naturaleza se manejan al antojo del arquitecto. Chareau lleva la lección al extremo y oculta, como también desconecta, el mundo exterior de la casa. La naturaleza es planificada: en el salón, una planta en una maceta es la única presencia verde, y no se aprecia ninguna clase de apertura para ventilación (aunque la casa tiene un sistema de ventilación independiente). Por otro lado, Adams se centra en enmarcar la vista en ventanas puestas en nichos profundos y poner la naturaleza en decorados y repeticiones alusivas: Dos estrategias diferentes para el mismo fin artificial.

Chareau decora los interiores a través de repeticiones y texturas, de forma diferente pero esencialmente parecidas a su antecesor. En ambos interiores el ornamento se repite para volverse textura: círculos versus cuadrados. Dicha forma geométrica se vuelve el motivo principal de la composición. Los círculos aparecen en el cielo raso y a medio punto arman las pechinas de los nichos de las ventanas del Music Room. Los cuadrados de Chareau forman el muro de cristal opaco y las líneas que se proyectan seccionan los materiales en más formas rectangulares.

Las diferencias formales no son más que la muestra de las similitudes en esencia de las dos salas. Es evidente como han cambiado las técnicas constructivas, los gustos, requerimientos y necesidades de los habitantes de cada espacio. Sin embargo, el entretenimiento es la función principal en am- bos espacios, y esta última condición, sin duda es otra relación que conecta a ambos arquitectos con la tradición en la proyección, siempre con diferentes resoluciones plásticas y conceptuales pero amarrada a al saber continuado de la academia occidental.


Arquitectura Comparada Julián Medina Universitat Polytècnica de Catalunya ETSAB MBarch - Proyecto Proceso Programación Abril 2019

1 vista

© 2017 by A201 Taller de Arquitectura.